NO TENGO FUERZA DE VOLUNTAD

fuerza de voluntadLa fuerza de voluntad

Una afirmación como esta «no tengo fuerza de voluntad» no es más que una creencia que tenemos sobre nosotros mismos que nos limita a la hora de actuar, tal como señalé en el post «es que yo soy asi».

La fuerza de voluntad o perseverancia, consiste en hacer lo que nos hemos propuesto hacer, en vez de lo que nos «apetece».

Y, contrariamente a lo que muchos parecen creer, no estamos determinados genéticamente, es más bien una habilidad que se desarrolla con el tiempo. Es como un músculo, que hay que trabajar para que nos responda cuando lo necesitamos, y para ello necesitamos activarlo a menudo con ejercicios diarios que lo vayan fortaleciendo.

La fuerza de voluntad no viene y va

No se si a tí también te pasa, pero pero a mí me sucede algo curioso. Puedo tener mucha fuerza de voluntad en determinados aspectos de mi vida, por ejemplo, para estudiar. Sin embargo, sólo ponerme a pensar en otros aspectos, como salir a correr, hace que directamente considere que es imposible.

¡Curioso! ¿Será realmente posible que una habilidad que he desarrollado y por lo tanto poseo, pueda desaparecer de repente? La respuesta es que sí, ya que existe otro factor en juego que se llama motivación.

La fórmula de la motivación

La motivación tiene 2 componentes:

  • el primero es el deseo, a más deseo mayor motivación,
  • pero existe un segundo componente igual de importante que es la creencia.

Para estar motivados no es suficiente con desearlo, tenemos que creer que podemos conseguirlo.

Si el deseo por conseguirlo y la creencia de que es posible son altas, la fuerza de voluntad se va a alinear con nuestra motivación y nos facilitará el proceso.

En mi caso, como yo ya he sido capaz de demostrar que tengo fuerza de voluntad para estudiar, sé que puedo porque ya lo he hecho anteriormente.

En el caso de ir a correr, como no he sido capaz de desarrollar una rutina anteriormente, mi músculo, mi habilidad, no se implican demasiado en el proceso. Digamos que tiene cosas más importantes que hacer.

La clave para estar motivado

¿Y entonces, nunca seré capaz de conseguir lo que no he conseguido hasta ahora?

¡No, no, nada de eso! Sólo que habrá que darle razones suficientes al inconsciente para que se alinee con mi objetivo.

Se entrena la fuerza de voluntad estableciendo un plan de acción lo suficientemente sencillo y factible para que te sientas capaz de cumplirlo.

Si puedes dar ese paso (creencia) puedes dar el siguiente. Y así, poco a poco, ejercitas la fuerza de voluntad en ese ámbito deseado pero en el que no creías lo suficiente en tus posibilidades.

Pero permíteme un consejo: primero asegúrate de que es algo que realmente deseas. Porque si la falta de éxito anterior es porque es algo que realmente no quieres, o no crees que merece el esfuerzo, volverás a fracasar por muy bueno que sea tu plan.

Artículos relacionados

1 comentario Comente algo!

yessel rodriguez
16 abril, 2014 07:24

que interesantes articulos

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.