ES QUE YO SOY ASÍ… UN EFICAZ SABOTEADOR

yo soy asiLa queja sabotea tu posibilidad de cambio

Cambiar es complicado, no digo yo lo contrario. Lo que ocurre es que la complicación se convierte en imposible cuando la respuesta que nos damos ante una necesidad de cambio es «la queja». Porque  al quejarnos le damos automáticamente la responsabilidad de cambio a algo externo a nosotros, algo sobre lo que no podemos actuar y, por lo tanto, ante lo que no nos vamos a movilizar.

Para qué buscar trabajo con la crisis que hay, para qué intentar hablar con mi pareja si nunca me escucha, para qué hacer deporte si con mi metabolismo no voy a adelgazar,…

De todas las quejas que existen, de todas las que nos impiden hacer ese cambio que nos sacaría de una situación indeseada, una de las más peligrosas es el tan escuchado «es que yo soy así«.

YO SOY ASÍ, supone creer que lo que hoy somos y cómo actuamos no depende de nosotros. Más pareciera que al nacer nos pusieran una etiqueta que ya no podemos despegar. Y si no vamos a poder… ¿Para qué vamos a gastar fuerzas intentándolo?

Cambiar es posible, si uno quiere:

Las investigaciones sobre neurociencia de los últimos años demuestran que nosotros tenemos la capacidad de reinventarnos, de ser lo que queremos ser. Cambiar es posible, si uno quiere. No digo que sea fácil, ni que no vengamos determinados en parte a ser de tal o cual forma, pero si realmente te esfuerzas, lo puedes conseguir. Todos tenemos las pruebas a esto en nuestra experiencia, sólo necesitamos recordar si somos iguales que cuando teníamos 15, 20 o 30 años.

Para investigar la verdad es preciso dudar, en cuanto sea posible, de todas las cosas. René Descartes

El cambio del «yo soy así» al «yo quiero ser así» supone una diferencia abismal en como me veo y en mis posibilidades. Y no se trata de cambiar porque si, pero si saber que es posible cuando algo en tu vida se te está haciendo cuesta arriba por actuar de una determinada manera.

5 pasos para superar el «es que soy así»:

Los 5 pasos para eliminar la queja

1.      Piensa en algo que te gustaría cambiar de ti.

No empieces con grandes cosas, ni cambios radicales de vida. Tal vez un pequeño gesto sobre el que hoy y ahora no te sientas capaz de actuar (entrar al despacho de tu jefe a decirle que tienes mucho trabajo, sonreír a aquellos que se crucen hoy contigo, decirle cómo te sientes a esa persona con la que estás enfadado…)

2.      Una vez identificado el objetivo, pregúntate qué te impide hacerlo.

¡Atención! No haberlo hecho antes no es suficiente respuesta, para todo hay una primera vez. Entonces, ¿de qué se trata?, no sabes cómo empezar, no te vas a sentir seguro/a, no sabes cómo van a reaccionar los demás,…

3.      Imagínate dando el paso.

Visualízalo con el mayor número posible de detalles. Nuestra mente es nuestra mejor arma: imagina el escenario, el momento, qué puede pasar, cómo te vas a sentir.

4.      Atrévete a intentarlo.

Pregúntate, ¿Qué es lo peor que puede pasar? Arriésgate y confía. Verás que una vez que des el paso, es más fácil de lo que parece. El peor enemigo que tenemos es el miedo. Una vez superado este muro, el resto es más sencillo.

5.      ¿Lo has conseguido? Felicidades.

Te has demostrado que si quieres puedes. Ahora que lo sabes, vuelve a hacerlo, una y otra vez hasta que te salga de modo natural. Hasta que esta nueva forma de actuar sea parte de…

…cómo tú eres hoy, que no tiene que ser como serás mañana.

3 comentarios Comente algo!

Que de cosas no nos contaron en el colegio¡¡ y cuanta energia perdida por eso¡¡¡ pero ahora es el momento de poner en práctica todo lo que no no enseñaron y nos ha tocado aprender¡

Responder

Gracias Mara tienes toda la razón con lo del colegio. Uno de los objetivos de los próximos años debería ser revolucionar la educación para desarrollar nuestro potencial desde niños. Otra educación es posible

Responder

Por otra educacion ¡¡¡ es un tema muy importante, al que no se le da mucha importancia, por desgracia¡ pero algo haremos¡¡

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.