LOS 4 FACTORES DEL CAMBIO

resistencia al cambioLa resistencia al cambio

No se si tu eres de esas personas que parecen ajenas a cualquier tipo de cambio. Personas que dicen que no quieren cambiar: «estoy bien como estoy».

Cambiar o no cambiar es algo que no depende únicamente de nuestra voluntad.

Nadie es totalmente resistente al cambio, de la misma manera que nadie es un kamikaze del «cambiar porque si». Todo depende de cuánto y cómo valoremos la situación en la que estamos y a la que podemos ir.

Los 4 factores del cambio:

Para analizar si te merece la pena el cambio o no, puedes seguir un sistema muy sencillo que te ayudará a verlo con más claridad. Son los 4 factores del cambio

los 4 factores del cambio1er factor del cambio: lo positivo de cambiar

Se trata de ver claramente el beneficio del cambio. Cuanto mayor sea el beneficio a conseguir y más claramente lo perciba, más fácil será avanzar en esta dirección.

2º factor del cambio: lo negativo de cambiar:

En todo cambio hay obstáculos reales o imaginarios y debemos tener en cuenta las dificultades que vamos a tener que superar para alcanzar el beneficio y también los miedos a lo desconocido: Y si no soy capaz…? Y si pierdo lo que tengo…? Y si no me aceptan…?

Es el factor más complicado de analizar porque no es tan objetivo como el resto. Ver más los obstáculos o el beneficio va a depender en un alto grado de cómo sea yo: mi autoestima, mis experiencias pasadas (positivas o negativas), mi energía,…

3er factor del cambio: lo positivo de no cambiar:

En este apartado hablaremos de la comodidad. No cambiar significa quedarnos en nuestra zona de confort, y por lo tanto no tener que enfrentarnos a nuevas situaciones que no sabemos cómo serán. No cambiar tiene de positivo que no tenemos que pensar, ni adaptarnos a un futuro impredecible.

4º factor del cambio: lo negativo de no cambiar:

Es posible que la situación en la que nos encontremos no sea buena, pero tampoco sea mala. En este caso dependerá del resto de factores tomar una u otra decisión. Pero no nos olvidemos que también puede empeorar. Cuanto mayor sea la percepción de que nuestra realidad va haciéndose más complicada, mayor será nuestra motivación por cambiar.

Ejemplo de análisis de los 4 factores del cambio

Veamos cómo analizar el cambio en una situación «a priori» positiva, aunque el mismo ejemplo puede servir para una situación negativa.

Supongamos que me ofrecen un ascenso y tengo una semana para responder. Ideas que valoraremos en cada cuadrante:

  • Lo positivo de cambiar: el aumento de sueldo, la mejora de las condiciones del puesto, autoestima, retos nuevos, ego,…
  • Lo negativo de cambiar: Mayor responsabilidad, mayor carga de trabajo. También surgen la ansiedad y los miedos: «será capaz de hacerlo bien?» » y si me equivoco y me despiden?» «Y si empeora mi ambiente laboral?»
  • Lo positivo de no cambiar: llevo tiempo haciendo lo mismo, no tengo que esforzarme en aprender cosas nuevas, ya se qué ambiente tengo y la relación con mi jefe,…
  • Lo negativo de no cambiar: están valorando despedir a gente, si no acepto puede que yo sea un candidato…

El que aceptes o no el ascenso va a depender de la importancia que tengan para ti las diferentes variables.

decisiónes / DECISIONS

Si necesitas el dinero del ascenso para llegar a fin de mes, lo positivo de cambiar será muy poderoso, mientras que si has cambiado varias veces de trabajo con anterioridad y el resultado ha sido positivo, los obstáculos y miedos del cambio serán menos importantes que si llevas toda la vida trabajando en el mismo puesto.

Con lo positivo y negativo de no cambiar ocurre lo mismo: Seguir en tu zona conocida será tanto menos positivo cuanto peor sea el ambiente que tengas o tu relación con el jefe, y percibirás más fácilmente lo negativo de no cambiar si realmente hay una posibilidad real de ser despedido que si te aseguran que cualquiera que sea mi respuesta van a contar contigo.

Herramienta para analizar los cambios en mi vida

Por lo tanto ser resistente al cambio no es algo con lo que una persona nazca. Nuestra mayor o menor resistencia depende del cambio que tenga delante y de las lecturas positivas y negativas que perciba de la situación.

Este sencillo esquema te puede servir si estás en un conflicto en el que no sabes qué hacer. Hacer un análisis de cada área te permitirá aclarar qué estás priorizando y cuáles son las consecuencias de avanzar o quedarte donde estás.

Te invito a que lo pruebes.

¿Qué cambio se plantea en tu vida? ¿Cuál es el factor más importante, qué estás priorizando? ¿El beneficio? ¿Los miedos y la inseguridad? ¿La comodidad? ¿Saber que tu situación se está haciendo insostenible?

Analiza los 4 factores del cambio y responde a estas preguntas, seguramente verás más claro lo que necesitas saber.

  • ¿Qué veo positivo de cambiar?
  • ¿Qué veo positivo de no cambiar?
  • ¿Qué veo negativo de cambiar?
  • ¿Qué veo negativo de no cambiar?

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.