LA TÉCNICA DE VISUALIZACIÓN: IMAGINA TU SUEÑO

visualizaciónLa visualización engaña a la mente

Si lo puedes imaginar, lo puedes lograr. Albert Einstein

Esta célebre frase tiene una base científica real: nuestro cerebro no diferencia entre imaginación y realidad.

¡Así que vamos a aprovecharnos de este «fallo» cerebral para obtener un maravilloso aliado! ¡Nuestra mente será la que nos ayudará a acercarnos un pasito a conseguir lo que nos propongamos!

Los estudios demuestran que una forma muy eficaz de que se cumpla un sueño es visualizarlo en tu mente con el mayor número de detalles. Conseguir no sólo verlo sino sentirlo, hacer un enlace emocional con tu visión, hasta el punto que tu cerebro no sepa si realmente ya ha sucedido.

Enlaza a este post para tener un ejemplo de visualización guiada

Esta capacidad de visualizarte en tu meta tiene una forma más negativa de entenderse: si no eres capaz de imaginarte en la situación que deseas, es preferible que cambies de objetivo porque difícilmente tu cerebro se pondrá en marcha para alcanzarlo.

Por eso tiene tanta miga la famosa frase de Henry Ford:

Si creemos que podemos es cierto. Si creemos que no podemos también.

Diario de logros. Paso a pasoLa visualización como herramienta

Así que para obtener un mejor resultado a tus esfuerzos, cuando te plantees un reto, un objetivo, un sueño, una meta, el primer paso para asegurarte que lo vas a alcanzar es algo tan positivo y barato como dedicarle un tiempo a soñar con ello, verlo claramente en tu mente, sentir la emoción de estar allí, de haberlo conseguido. Sencillo, no?

¡Entonces sólo queda ponerlo en práctica!

Dediquemos cada día una pizca de nuestro tiempo, 5-15 minutos a imaginarnos en la situación deseada y eso hará que estemos un paso más cerca de alcanzarla.

Tal vez hoy nos visualicemos hablando en público en una reunión y sintiéndonos bien, o quizás diciendo que «no» a esa persona que se aprovecha de nosotros.

Porque no se trata de que soñemos únicamente con objetivos que nos cambien la vida, también es útil visualizarte haciendo o viviendo acciones cotidianas que nos bloquean.

Después vendrá el resto, pasar ese sueño a acciones concretas, a pequeñas metas que día a día tendrás que cumplir para llegar al final. Pero lo primero, el primer paso, es saber dónde quieres llegar, desearlo con pasión, imaginarlo con todo lujo de detalles y sentir la emoción de conseguirlo.

Artículos relacionados

1 comentario Comente algo!

[…] es una de las claves para obtener éxito, tal como comenté en un artículo anterior: Imagina tu sueño, donde comenzaba con la famosa frase de […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.