LA CUESTA ARRIBA DEL EMPRENDEDOR: PERSEVERAR

la cuesta arriba del emprendedorLa cuesta arriba del emprendedor:

Soy emprendedora, lo confieso! Hace ya tiempo que tomé la decisión de hacer mi propio camino. Tiene muchas, muchísimas cosas positivas como ser tu propio jefe, ir en la dirección de tus objetivos, decidir tu propio horario,…

Y, también tienen dificultades. Y, para mi, una de las mayores cuesta arriba del emprendedor es la habilidad de ser constante y de perseverar.

Estamos en la sociedad del fast food y nos hemos acostumbrado desde bien pequeños a que nuestras acciones tienen una respuesta rápida.

Pero esta no es mi realidad desde luego. Ni la de muchos emprendedores con los que contacto a diario. Una parte de ser emprendedor es sembrar y sembrar… pero sin la seguridad de que la cosecha de sus frutos, ni de cuándo se podrán recoger.

Sería más fácil si viéramos el camino a seguir…

¡Ay, lo que yo daría por tener una bola mágica! Saber si el esfuerzo que estoy realizando va a servir para algo. Si estoy en la dirección correcta….

Es esa incertidumbre lo que hace que causa esa sensación de ir cuesta arriba. Es no saber qué pasará después lo que hace tambalear la seguridad con la que se comenzó el trabajo.

Es la incertidumbre del emprendedor. Partes de mucha ilusión y la fe en tu producto, lo que no es poco, pero no es suficiente. Debes armarte además de ciertas habilidades personales como paciencia, constantes nuevas ideas, flexibilidad y tiempo.

Porque cuando los resultados no llegan empiezas a flaquear.

La constancia a la que te comprometes al empezar empieza a fallar. Te desmotivas y le das vueltas y más vueltas a encontrar una respuesta, planificando estrategias pensando, sí, pero no actuando.

Los objetivos a largo plazo y la estrategia

El coaching en este sentido es muy claro. Ser constantes y perseverantes es imprescindible. No tirar la toalla a las primeras de cambio y mantener los compromisos que te has planteado con tus propios objetivos.

Pero no se trata de esforzarse porque si.

Para el emprendedor novato, que suele tener recursos limitados de tiempo y de dinero, es necesario que los esfuerzos se enfoquen en una estrategia basada en objetivos a largo plazo.

Debes tener claro lo que quieres conseguir y que estás en el camino. Eso es lo que hará que sigas adelante cuando el camino se pone cuesta arriba. Cuando no ves los resultados y te apetece tirar la toalla y dar la vuelta.

Así que, si sientes que están en plena cuesta arriba del emprendedor, y que te falla la constancia y la fe en tus acciones porque la falta de resultados, dedica un tiempo a poner en orden las ideas.

No sigas adelante porque si. No se trata de esforzarse más, si no de enfocarte en lo importante.

Recuerda valorar cada acción a realizar antes de ponerte en marcha. Y si tienes claro que ese es el camino, recuerda para qué lo haces. Y cuando surja la duda, recuerda mantener la constancia y perseverar. Son las claves del éxito del emprendedor.

Artículos relacionados

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.