6 SOMBREROS PARA PENSAR MEJOR

planificar y gestionar el tiempoPienso luego existo….

Nuestros pensamientos van y vienen y nos llevan de un lado a otro. Algunos estudios dicen que tenemos 50.000 pensamientos diarios, otros llegan a calcular hasta 70.000!

Yo no se cuántos pensamientos tenemos, aunque está claro que son muchos, pero… son los que necesitamos?

Continuamente vienen personas a mi consulta porque no se sienten capaces de tomar una decisión. Piensan mucho en ello, pros y contras, valoran las posibilidades, pero no consiguen decidirse.

En las formaciones grupales o en equipos de empresas es todavía peor. Tienden a expresarse siempre las mismas personas y de la misma manera. Si en el grupo hay varios “pesismistas”será complicado sacar adelante alguna idea. ¡Y qué decir de los “echados para adelante”! Iniciaremos mil proyectos con poca finalización y bajo rendimiento.

Una metodología para pensar con éxito

Así que parece que una vez mas no se trata de cantidad, sino de calidad.

Encontrar la manera de pensar de una forma estructurada, de una forma que nos permita tener un “mapa”, tomar perspectiva de los diferentes enfoques desde donde ver nuestro proyecto, idea, o decisión. Y desde esta nueva perspectiva, será más fácil y más inteligente tomar decisiones.

Estructurar el pensamiento con los 6 sombreros para pensar

Utilizando la técnica de los 6 sombreros para pensar, desarrollada por Edward Bono nada menos que en 1986. Se trata de poner sobre la mesa pensamientos deliberados:

Pensamientos de sombrero negro, blanco, azul, amarillo, verde y rojo.6 sombreros para pensar

Los sombreros se utilizan proactivamente y no reactivamente, es decir, no vienen a nuestra cabeza sin orden ni concierto, si no que nosotros conscientemente pensamos sobre ellos cuando lo consideramos conveniente. Los beneficios derivados del uso de esta técnica son tres:

  • Fomenta el pensamiento paralelo (más allá de centrarlo todo en el pensamiento lógico)
  • Fomenta el pensamiento en toda su amplitud (no únicamente desde una visión parcial)
  • Separa el ego del desempeño (no se trata de defender mi pensamiento, o de demostrar que no estoy equivocado, si no de analizar desde diferente pensamientos perfectamente contradictorios y todos defendibles).

Significado de los colores de los 6 sombreros para pensar

Sombrero Blanco: con este pensamiento debemos centrarnos en los datos disponibles. Ver la información que tenemos y aprender de ella.

Sombrero Rojo: con él observamos los problemas utilizando la intuición, los sentimientos y las emociones. El participante expone sus sentimientos sin tener que justificarlos.

Sombrero Amarillo: con este sombrero pensaremos positivamente, nos ayudará a ver por qué algo va a funcionar y por qué ofrecerá beneficios.

Sombrero Negro: haciendo uso de este sombrero pondremos en marcha el pensamiento del juicio y la cautela, poniendo de manifiesto los aspectos negativos del tema tratado. Muy útil para prever problemas y anticipar soluciones.

Sombrero Verde: este es el sombrero de la creatividad. Cuando pensamos con este color dejamos salir las ideas del pensamiento lateral, ideas que no pasan por el filtro de la lógica y la realidad y que nos permitan encontrar nuevas soluciones hasta ahora no planteadas.

Sombrero Azul: es el sombrero del control y la gestión del proceso del pensamiento. Con él se resume lo que se ha dicho y se llega a las conclusiones.

Pongamos un ejemplo….

Cómo utilizar los 6 sombreros para pensar en el pensamiento Individual:

Decisión a tomar: Quiero decidir si coger un trabajo por cuenta ajena que me han ofrecido o seguir con mi proyecto de emprendimiento que todavía no ha dado los frutos esperados….

  • Sombrero blanco: aquí analizaré todo lo que se con seguridad. (Cuánto tiempo llevo con el proyecto. Número de clientes y facturación que realizo. Dinero que tengo ahorrado y tiempo que me puede durar. Cuánto me van a pagar en el trabajo. Cuál es el horario que voy a realizar,…. )
  • Sombrero rojo: aquí me ceñiré a lo que me pide al cuerpo, a lo que me apetece, a mi intuición más allá de la lógica. (No me ha dado buena impresión mi posible nuevo jefe. Se me pone un nudo al pensar en dejar este proyecto….)
  • Sombrero amarillo: vamos a ver qué posibilidades tengo, qué puede funcionar (El contrato es en una gran empresa y puedo tener posibilidades de ascenso. Tendré un horario concreto y me podré dedicar a cosas diferentes en mi tiempo libre. Me dará la posibilidad de viajar. Si sigo con mi proyecto puedo llegar a ser referente de algo que me apasiona. Viviré de lo que me gusta y se hacer….)
  • Sombrero negro: qué puede salir mal, qué puede torcerse. (Puede que me contraten pero se puntual y me quede en la calle sin trabajo y sin proyecto. O puede que mi proyecto no termine nunca de salir porque no hay suficiente demanda…)
  • Sombrero verde: aqui dejamos que la imaginación vuele. Buscamos otras opciones, más allá de las 2 que están encima de la mesa…. (Puedo pedir un contrato a tiempo parcial y darme algo más de tiempo de decisión. Puedo plantearme buscar otro trabajo que esté relacionado con mi proyecto de emprendimiento para avanzar en pararelo. Puedo buscar financiación para no depender solo de mis recursos. Puedo plantearme este proyecto en otro lugar del mundo donde los recursos para vivir sean menores,…)
  • Sombrero azul: aqui vemos todo en conjunto. Sirve para analizar si necesitamos ampliar alguno de los pensamientos de los sombreros para, por ejemplo, concretar las ideas sobre un determinado enfoque, tener más datos,… si necesitamos encontrar respuestas antes de seguir con la toma de decisiones,…

Cómo utilizar los 6 sombreros para pensar en el pensamiento Grupal:

El funcionamiento es similar, solo que una persona del grupo será la encargada de llevar el sombrero azul e irá pidiendo al resto que vayan cambiando los pensamientos de un sombrero a otro en función de las necesidades. Cada vez que el equipo delibera con uno de los sombreros todos los pensamientos tienen que ser de este color. Si por ejemplo alguien dice una idea “loca” con el pensamiento de sombrero verde todos lo recibimos desde este mismo pensamiento y no podemos echarla abajo desde el pensamiento lógico del sombrero negro, por ejemplo.

Los beneficios de gestionar el pensamiento de esta manera dentro de los grupos son:

  • Permite darle tiempo a analizar una situación con deliberada creatividad (por ejemplo: durante los próximos 5′ todo lo que pensemos tiene que ser con el sombrero verde)
  • Permite la expresión de las emociones y sentimientos sin la necesidad de justificarlos.
  • Proporciona una manera simple y directa de variar el tipo de pensamiento sin atacar sentimientos. “Qué tal un poco de pensamiento de sombrero amarillo sobre este punto?”
  • Requiere que todos los pensadores sean capaces de utilizar cada uno de los sombreros en vez de quedarse cerrados en sólo un tipo de pensamiento, lo que es muy útil sobre todo si en el grupo hay personas que tienden a ponerle pegas a todo lo que se plantea!
  • Proporciona un método práctico de pensar para utilizar diferentes aspectos del pensamiento en la mejor secuencia posible.
  • Se escapa de los argumentos en pro y en contra y permite a los participantes colaborar en una exploración constructiva.
  • Hace las reuniones mucho más productivas

Si queréis indagar más, leeros el libro de “De Bono” y empezar a practicar. Yo lo utilizo en mis formaciones y es un éxito!!!!

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *