DIRIGIR MI VIDA – ACTITUD POSITIVA

dirigir mi vida3ª Píldora de actitud positiva: dirigir mi vida

Dentro de la serie de 8 píldoras sobre la actitud positiva una de las que en mi opinión es más determinante es la de dirigir mi vida y tomar las riendas lo que significa saber qué es lo que es importante para mi y ponerme en marcha para alcanzarlo.

Dejar de sentirme una víctima y actuar como lo que soy: protagonista y escultor de mi destino. ¡Vamos a verlo!

Dirigir mi vida o dejarme llevar

Dirigir mi vida y responsabilizarme de ella no siempre es fácil. Lo más sencillo es dejarse llevar por lo que otros piensan, lo que la sociedad marca, lo que tu crees que eres… En mi caso fue así durante muchos años.

Y hay que admitir que existe una parte muy cómoda en el vivir sin plantearte mucho las cosas.

Sólo que también tiene su cruz. La que aparece cuando un día te das cuenta de que has llegado lejos, pero no sabes si ese era el camino que querías recorrer.

Ese día te das cuenta de que no tienes claro lo que quieres, lo que realmente te gusta, lo que deseas, porque nunca te lo has preguntado, porque no te conoces a ti mismo, porque te has dejado llevar por la vida sin plantearte si lo que vale para los demás es lo que realmente  quieres para ti.

En este punto hay que tomar una decisión:

Seguir la senda de la comodidad y dejarte llevar, o indagar dentro de ti y responsabilizarte de ti y de tu vida.

Comodidad o responsabilidad. Dejarme llevar o dirigir mi vida. Es una cuestión de elección que marca una gran diferencia.

Primeros pasos para dirigir mi vida

1.- Conocerme:

Conocerse uno mismo no siempre es fácil. Algunas personas son más analíticas y se observan de un forma natural, otras no.

Yo pertenecía al segundo grupo, lo que hizo que tuviera que empezar con más de 30 años a preguntarme cosas sencillas sobre mi misma, como cuales son mis valores, qué es lo que realmente me importa, qué me hace feliz /infeliz, qué quiero conseguir en los próximos 5-10-20 años…

Y como no sabía ni por donde empezar pedí ayuda profesional. Acudí a una psicóloga y posteriormente a un coach. Ambos me ayudaron, con ambos aprendí (de formas diferentes) y empecé un viaje que ahora tengo claro que nunca se termina.

También me apoyé en los libros (siempre he sido una gran lectora) y en diferentes personas que he ido encontrando en el camino y que de una forma natural me han ayudado a descubrir y a descubrirme.

2.- Establecer objetivos:objetivos a largo

Una vez que se qué valoro y qué deseo, ya tengo la mitad del camino recorrido. Ahora falta la otra mitad: actuar para alcanzarlo.

Hay una cosa que quiero dejar claro. Dirigir mi vida no significa alcanzar todo lo que quiero, muchas veces (siempre en realidad) conseguirlo no va a depender únicamente de mi.

Dirigir mi vida significa que sé hacia donde quiero ir, y soy yo quien decido de forma responsable dejarlo pasar o decidir trabajar para alcanzarlo.

Si tengo éxito o no ya se verá, pero, por lo menos, me pongo en marcha. Esta es la gran diferencia de las personas con actitud positiva: saben que dependen de si mismas para alcanzar sus metas. Dejarse llevar tiene mucho que ver con ser una victima, un espectador. Con no tener la responsabilidad ni el poder para ser tu mismo.

3.- Planificar y actuar:

Sobre este tema he hablado mucho en este blog. Para poder dirigir tu vida es necesario dar un paso más y establecer una buena planificación, priorizando objetivos, trabajando sobre ellos para desglosarlos en pequeñas acciones que pueda ir realizando y dar estos pasos para alcanzar mi meta, son acciones imprescindibles para conseguir llegar al destino que previamente me he fijado.

Estos son temas recurrentes en este blog, sobre los que no me voy a extender ahora. Simplemente os dejo unos enlaces a artículos que os pueden ayudar si estás pensando en empezar a establecer objetivos de vida, planificarlos y llevarlos a cabo:

 Y recuerda algo: si tu no diriges tu vida, otro lo hará por ti.

3 comentarios Comente algo!

Hola, llevo una temporada que me estanque, me han dado medicación no la he querido seguir, y cuando por fin vuelvo a ser yo misma, me tome una pastilla de las que no quiero. Como salgo de esto???? se me quedo un bloqueo exagerado.

Espero su respuesta.

Un saludo.

Lore.

Responder

Hola Lore, no veo cómo ayudarte con los datos que me das… Creo que lo que puedes necesitar es alguien que te guíe de una forma profesional, como pueda ser un psicólogo, que te conozca y te evalúe. Yo no tengo la formación ni la experiencia para poder acompañar a nadie que esté en tratamiento con medicación o pastillas. Muchas suerte!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *