CAMBIAR UN PARADIGMA: SIEMPRE SE HA HECHO ASÍ

paradigmaNo vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos.

Los seres humanos estamos condicionados.

Tenemos dificultad para imaginar soluciones diferentes de las que ya conocemos, lo que significa que nuestras experiencias determinan en gran parte nuestro futuro. (¿Quieres saber más sobre este tema?Leer: el mapa no es el territorio)

No sólo nuestras experiencias directas, también aquellas creencias que nos inculcan desde que nacemos marcan nuestra forma de pensar y, por lo tanto, de actuar. Son los paradigmas.

Cómo nace un paradigma:

En el siguiente vídeo vemos un ejemplo de cómo nace un paradigma:

El experimento consiste en encerrar varios monos en una jaula de la que cuelgan unos plátanos.

Cada vez que uno de ellos se acerca a cogerlos al resto les mojan con agua fría.

Después de X veces, cada vez que uno de los monos se acerca a los plátanos, el resto se encarga de que no lo consiga para no sufrir el castigo.

Uno a uno los monos son sustituidos por otros diferentes, que sin conocer la causa-efecto de los plátanos y el agua fría se dirigen seguros hacia el delicioso manjar.

Cada vez que esto ocurre el resto de los monos se encarga de que no los alcance.

Llega un momento en que todos los monos son sustituidos. No queda dentro de la jaula ninguno que haya experimentado directamente el castigo del agua fría al coger los plátanos, pero no es necesarios porque todos ellos siguen la misma pauta de no dejar que nadie se acerque a los plátanos.

¿POR QUÉ? Porque es lo que siempre han conocido. ¡Siempre se ha hecho así!

Estamos ante un condicionamiento mental, un paradigma.

Nuestras creencias inconscientes nos inmovilizan

Este sencillo experimento demuestra que podemos creer firmemente en verdades sobre las que no tenemos ningún conocimiento real.

Verdades que tal vez en algún momento del pasado, en otras circunstancias tuvieron una razón de ser, pero que hoy, para ti, puede que sólo sean barreras en tu mente inconsciente. Paradigmas mentales. Barreras tan poderosas que ni siquiera eres consciente de que existen, lo que te impide plantearte una alternativa.

Esta es una de las razones por las que los procesos de coaching funcionan y son tan poderosos, porque en ellos el coach no da nada por cierto, todo es susceptible de reflexión y de análisis.

Las creencias se espejan y se tienen que demostrar para seguir creyendo en ellas, en caso contrario se sustituirán por otras.

¿Te imaginas las posibilidades que se te abren al futuro, al dejar de arrastrar tan pesada mochila?

“Locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”. Albert Einstein

Artículos relacionados

1 comentario Comente algo!

[…] Siempre se ha hecho así. […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *