CÓMO SUPERAR LOS OBJETIVOS ELEFANTE

planificar2Objetivos elefante: claves para alcanzar tus metas ambiciosas…

Los objetivos elefante son aquellos que requieren de muchas acciones para ser alcanzados. Que requieren de planificación y de reflexión. Que requieren de paciencia y de perseverancia.

A mi se me presentan a menudo en nuestra vida ¿Y a tí?.

Pero lo habitual es pecar de impaciencia, querer alcanzarlos de forma rápida haciendo grandes esfuerzos al principio. Y cuando no obtienes un resultado inmediato, te desinflas y pierdes la motivación del primer día.

Con el tiempo nos suele entrar la pereza para reconducirlos, caemos en la procrastinación y cada vez trabajamos menos por el objetivo.

Llega un momento en que no sólo no hacemos nada, si no que además nos quedamos con la sensación de no ser capaces, lo que pesará en nosotros si queremos realizar un intento posterior.

Claves para abordar los objetivos elefante

 1) Objetivos claros y concretos

¿Has pensado en lo que significa realmente este objetivo elefante?

  • ¿Cuál es su tamaño?
  • ¿A quien más implica?
  • ¿Cuánto tiempo te va a llevar alcanzarlo?
  • ¿Qué recursos necesitas para llevarlo a cabo?

Tenemos la tendencia de estar orientados a la tarea. De enfocarnos al hacer. Y no le dedicamos más que un breve espacio a concretar la meta y planificar el proceso y las acciones necesarias para llegar a ellas.

Nos encanta soñar con lo que queremos ser, o qué queremos mejorar o cambiar, pero no nos paramos a concretarlo en pequeñas acciones que sí somos capaces de realizar diariamente y que sí nos ponen en el camino de conseguirlas.

Así que si deseas, necesitas, quieres un cambio en tu vida, sea personal o profesional el primer paso es que te pares, te sientes, y pienses en todo aquello que tiene que ver con tu objetivo.

2) Plan de acción definido: el método de las cajitas

las cajitasUna vez que hemos realizado el paso de pararnos a pensar y tenemos clara la magnitud del objetivo elefante, viene la parte de planificación.

A mi me sirve, y utilizo en mis sesiones de gestión de tiempo el método de las cajitas, que consiste en hacer un diagrama donde cada cajita (rectángulo) representa una acción a realizar y, enlazar unas acciones con otras de forma cronológica para ver qué debemos hacer antes y qué después.

Además completamos las cajitas con esta información;

  • Quién es el responsable de hacerlo (a veces seremos nosotros, pero otras lo podremos delegar)
  • Qué recursos vamos a necesitar para terminar esta acción
  • Para qué fecha tiene que estar terminado.

Lo normal es que hasta que no te pongas en marcha muchas de estas preguntas no se puedan contestar, pero tendremos presentes nuestras cajitas para hacer seguimineto e ir rellenando la información disponible.

3) Tener en cuenta los hábitos a modificar:

A la hora de plantearnos nuestros objetivos elefante, debemos tener en cuenta, que obtener un cambio personal o profesional, implicará con toda seguridad cambiar a alguno de nuestros hábitos (leer “6 pasos para modificar un hábito“).

Los hábitos son automatismos inconscientes, y como tales, para poder modificarlos necesitamos ejercitarlos una y otra vez, de forma continua.

Por poner un ejemplo, no es necesario correr un día una maratón. Sobre todo, porque no te podrás mover al día siguiente. Lo inteligente es ir a correr de forma progresiva dedicándole todos los días un rato, hasta que sea algo tan natural en nosotros que se nos haga extraño estar un día sin realizar esta tarea.

4) Tener clara nuestra motivación

Obviamente, el esfuerzo que requiere llevar a cabo un objetivo elefante debe estar justificado.

Los objetivos elefante pueden tardar en llevarse a cabo semanas, meses e incluso años. Si no tenemos claro el para qué, en el momento que se nos baje la motivación inicial o aparezca algún obstáculo con el que no contábamos, podemos desinflarnos con facilidad.

Así que antes de ponerte en marcha planteate el beneficio de conseguirlo y el perjuicio de no hacerlo. Y evalúa si el esfuerzo está justificado. Si es el caso. ¡Adelante!

3 comentarios Comente algo!

Muy bueno Ana¡¡
Y lo importante, ver al elefante que nos queremos comer¡¡ a veces, aunque sea muy grande, no lo vemos¡¡
Buena tarde¡¡

Responder

Tienes toda la razón. El primer paso es saber qué objetivo se quiere alcanzar, cuál es el sueño que queremos cumplir. Si no está claro ya podemos tener buen cuchillo y un congelador enorme que el elefante no aparecerá a la cita.

Responder

[…] Es posible que el hecho de cumplir con mi objetivo (llevar los 20 CV) no sea suficiente para alcanzar mi meta que es encontrar un trabajo, pero algo que debemos tener en cuenta a la hora de plantear objetivos es que no pueden ser amplios, difusos, genéricos y vagos. Es prioritario concretarlos. Es mucho más eficaz plantear 10 objetivos SMART que 1 objetivo del tamaño de un elefante que no sabemos por dónde comenzar a digerir, como ya señalé en el post “Cómo comerse un elefante“. […]

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *